Personas desempleadas - Cruz Roja Galicia

Cruz Vermella

Web oficial de Cruz Roja Española en Galicia

Personas desempleadas

Mucho más que un trabajo

Cruz Roja trabaja por mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables, una mejora que no es posible sin el acceso al empleo estable. Es precisamente en este momento de crisis económica, cuando se hace especialmente necesario trabajar con aquellos que lo tienen más difícil: jóvenes, personas mayores de 45 años, mujeres alejadas del mercado laboral, desempleados de larga duración, personas inmigrantes...

Los dos grandes objetivos que tenemos son:

  • Mejorar la empleabilidad de las personas en situación de desventaja, ampliando sus habilidades y capacidades para situarlas en mejores condiciones respecto al empleo.
  • Luchar contra las barreras sociales que existen ante ese acceso de las personas en dificultad social al mercado de trabajo y que habitualmente se manifiestan en forma de estereotipos, prejuicios, minusvaloración social, prácticas discriminatorias...

Trabajando con las personas

Cuando una persona llega a nuestro Servicios de Empleo, se le acompaña en la búsqueda del mismo de manera personalizada para ayudarle a definir sus fortalezas, conocer sus necesidades formativas, cómo afrontar un proceso de selección, etc.

Toda esta información va a permitir que cada persona afronte de la manera más adecuada la incorporación al mercado laboral. Los profesionales de Cruz Roja acompañan en este camino ofreciendo:

  • Orientación laboral.
  • Formación y cualificación profesional.
  • Intermediación, para facilitar la conexión entre las personas que buscan empleo y las empresas que necesitan trabajadores y trabajadoras.

 

Del mismo modo, también es necesario intensificar las campañas de comunicación y sensibilización para transmitir nuestro compromiso con la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo. 

Nuestros recursos

La aportación del Fondo Social Europeo, a través de su Programa Operativo Plurirregional Lucha contra la Discriminación, permitió la puesta en marcha, en el año 2000, del Plan de Empleo de Cruz Roja.

Desde entonces se mantiene como la principal fuente de financiación, aportando la estabilidad necesaria cuando se trabaja con iniciativas que ofrecen resultados a medio y largo plazo.

Aún así, todo el desarrollo de nuestra actividad y los resultados obtenidos no serían posibles sin la aportación de fondos por parte de un amplio número de entidades públicas y también privadas.